¡Hola de nuevo!

Hoy te quiero compartir mis dos recetas top con avena. Cuando las veas podrás entender por qué me cuesta decidirme tanto por las mañanas a la hora del desayuno, e incluso alguna que otra vez en las cenas, y es que no soy muy diferente a ti, soy una golosa empedernida y claro, a veces las ganas de dulce también me asaltan de noche.

Bizcocho de avena y…lo que tú quieras

Lo que más me gusta de este bizcocho es que se hace en 5 minutos en el micro y que puedes hacerlo de tantas formas como quieras.

Ingredientes:

  • Queso batido 0% (puedes cambiarlo por leche o  un yogur, aunque a mí me gusta más el queso, queda con un sabor a tarta de queso genial).
  • 1 plátano (o una manzana o plátano y ciruela, o una pera y unas cuantas pasas, todas estas combinaciones las he probado y quedan muy bien).
  • 1 huevo
  • Avena en copos
  • Levadura química
  • Coco rallado (opcional)
  • Raspadura de limón (opcional)
  • Canela (opcional)
  • Una pastilla de chocolate negro +75% por encima (opcional)

IMG-20181013-WA0016.jpg

El bizcocho que estás viendo en la foto lleva todo esto, pero si suprimes los ingredientes opcionales queda igual de bien.

Preparación: 

  1. Mete todos los ingredientes en un vaso de batidora. No te pongo las cantidades porque depende mucho de la cantidad que quieras que te salga. Ten en cuenta que la textura tiene que quedar algo espesa, pero que resbale por el vaso de la batidora sin ayuda.
  2. Viértelo en un tazón de desayuno (las tazas a mi siempre se me quedan pequeñas).
  3. Ponlo en el micro 5 minutos a máxima potencia. Verás como crece mucho y rápido, no te preocupes porque luego bajará un poco. Vigílalo que no se cueza demasiado, a los 3 minutos y medio, toca la superficie y si el dedo se te mancha, déjalo hasta que pasen los 5 minutos completos.
  4. Desmóldalo en un plato, dale la vuelta a la taza y muévela de lado a lado un par de veces con brío, se desmolda muy fácil.
  5. Coloca una pastilla de chocolate negro sobre el bizcocho y muévela por la superficie con ayuda de una cuchara o un tenedor, con el mismo calor se derrite muy rápido.
  6. Déjalo que enfríe o cómelo caliente, está igual de bueno.

Trucos:

  • Para endulzar puedes usar canela y coco rallado, usar un yogur edulcorado o usar fruta muy madura; eventualmente puedes usar algún edulcorante de adición. Yo siempre lo tomo sin añadir nada y me encanta.
  • La misma mezcla, si le añades más líquido te sirve para hacer unas tortitas estupendas.
  • Si tienes una gofrera en casa, prueba a batir un huevo, añades avena (hasta que el huevo no admita más) y canela, lo mezclas y a la gofrera: no se necesita más para hacer un gofre riquísimo.

¿Es este bizcocho adecuado? Fíjate, estás usando un buen cereal, una fruta, un lácteo y una proteína (huevo); si a esto le añades un poco de verde, tenemos la pirámide de los alimentos entera…aunque no creo que te entre: es muy saciante, además de energético.

 

Galletas de 5 minutos

Estas galletas también se hacen muy rápido y son de lo más resultonas, fíjate.

Ingredientes: 

  • Plátano.
  • Avena.
  • Coco rallado y canela (opcional).
  • Chocolate negro + 75% (opcional).

IMG_20180930_124436.jpg

Preparación: 

  1. Decide si usar uno o dos plátanos, porque seguramente cuando en casa huelan esta delicia terminarás repartiéndolas.
  2. Machuca los plátanos en un bol con la ayuda de un tenedor.
  3. Añade la avena que consideres necesaria. Cuando muevas la mezcla con el tenedor se tiene que ver compacta.
  4. Añade una cucharada de coco rallado si te encanta tanto como a mí (si le vas a añadir coco, ten en cuenta que también absorbe líquido, así que échala antes de terminar de completar con la avena).
  5. Dispón tus galletitas en un plato llano grande, separadas unas de otras, hazlas del tamaño que quieras ( ten en cuenta que cuanto más gruesas, más tiempo de micro).
  6. Si quieres pon unos trocitos de chocolate por encima para que cuando se derrita esté todo aún más bueno.
  7. 5 minutos al micro, pero lo mismo que antes, ve vigilando.
  8. Sepáralas del plato con la ayuda de un tenedor, no cuesta nada.
  9. Mójalas en tu café mañanero o cómetelas así.

 

Ten en cuenta que si haces estas recetas una sola vez, a la próxima te saldrán perfectas y a tu gusto. Así que espero que las pruebes y si lo haces, coméntame qué tal.

¡Un abrazo y nos vemos!