¡Hola! Exacto, has leído bien, al parecer Nestlé ha logrado algo que la industria de los procesados lleva años tratando de conseguir, una excusa maravillosa para hacer que los consumidores coman sin miedo sus productos, le den lo mejor de lo mejor a sus niños pequeños, porque sí, han logrado por fin ser más sanos que un simple plátano.

Perdonadme el brote de ironía tan abrumador que he sufrido hace un instante, pero es que me da risa. En cierto modo, y como apuntaba un compañero de profesión esta mañana, los nutris nos lo hemos buscado. ¿Y por qué digo esto? Por demonizar del modo en que se ha hecho a un nutriente, en este caso el azúcar; a pesar de ser algo que se encuentra de forma natural en muchos alimentos, y sobre todo en frutas, verduras y cereales. Para tener una mejor referencia y conocimientos más técnicos del tema, os subiré un próximo post acerca de los hidratos de carbono y el azúcar, qué son, dónde se encuentran y cómo se diferencian unos de otros.

Ahora, para que nos entendamos todos, quiero arrojar algo de luz y mi humilde punto de vista sobre este tema que tanto se está publicando en redes sociales, y que tanto está asustando a algunos que empiezan a ser conscientes de cuánta azúcar tiene su fruta preferida, y otros que han encontrado en esta infografía una excusa perfecta para tomar más alimentos procesados sin azúcar y menos naturales con tanta azúcar.

sin miedo

La fruta realmente tiene azúcar: fructosa, glucosa y sacarosa, principalmente, además de otras muchísimas cosas como vitaminas, minerales e hidratos de carbono menos disponibles. Sin embargo esto no la hace perjudicial, ese azúcar de la fruta no te va a producir diabetes mellitus, ni te va a engordar desmesuradamente, ni te va a hacer que te salgan granos en la piel, ese azúcar es el que realmente necesita tu cerebro y tu cuerpo cuando hablas de que te sientes con poca energía. El azúcar en sí, NO ES PERJUDICIAL, el azúcar que se encuentra en productos naturales y enteros, se encuentra dentro de una matriz mucho más compleja que nutre al cuerpo.

¿Por qué decimos que los zumos de fruta no equivalen a una pieza de fruta?, ¿por qué decimos que los zumos de fruta tiene mucha azúcar, aunque ponga en su etiqueta, sin azúcar añadido?

Os explico, cuando tu exprimes una fruta, para hacer un zumo de naranja, por ejemplo, lo que estás haciendo es romper su matriz y extraer su jugo, en ese jugo solo queda el azúcar de la fruta, con cierta cantidad de minerales y vitaminas, por supuesto. El que quites la matriz, es decir, su fibra, toda la pulpa que nos queda en el exprimidor, hace que cuando el zumo llegue a nuestro estómago, pase más rápido a nuestro intestino delgado, porque no hay nada que digerir, se asimile muy rápido y nos provoque un pico de insulina más elevado que si hubiéramos consumido la fruta entera, reacción similar a cuando comemos azúcar de mesa (blanca, panela, agave, moreno, miel…todo es azúcar y todo es lo mismo). Sin embargo, tampoco hay que demonizar los zumos, porque te bebas uno para el desayuno, no va a hacer que engordes y te de diabetes de sopetón, pero no es lo mismo, eso es cierto.

¿Por qué la industria puede quitar el azúcar y que sus productos sepan prácticamente igual?

Porque sustituyen ese azúcar añadido del producto por un polialcohol, una molécula de la que también hablaré en el post de hidratos de carbono, que tiene una propiedad muy chachi, y es que da sabor dulce al alimento al que se le añada. Problema resuelto, la industria nos ha salvado del azúcar, pero nos ha condenado a una vida de flatulencia y malestar intestinal, porque sí, si se abusa de los polialcoholes, lo más probable es que sufras de dolor de panza, pedos y diarrea.

El caso de Nestlé y sus papillas, ¿más sanas que la fruta?

Dado que ya sabes que no todo el azúcar es igual, vamos a fijarnos en el caso en concreto de las papillas, ya que en otros productos infantiles siguen manteniendo el azúcar, o cambiándolo por algún sustituto. Como muy bien pone en su página web, las papillas que no tienen azúcar son todas menos las de 8 cereales con miel, precisamente porque la miel es azúcar. Lo que si vemos en sus ingredientes, es que tienen una cantidad de harina increíble, más que nada, porque una papilla de cereal es harina, harina además refinada en su mayoría ( es decir, no viene de un cereal integral), a la que se le añade además aceite de girasol. Quiero que entiendas, que tu cuerpo, y el de tu bebé igual, cuando coma toda esa harina refinada en su papilla sin azúcar, solo va a entender “AZÚCAR”, ¿y por qué? Pues porque cuando se digiere, se va a transformar exactamente en lo que hablábamos antes, en glucosa, con lo que tu bebé tendrá igualmente un pico elevado de insulina, porque no le supondrá ningún reto digerir ese preparado, ya que no tiene matriz como tal, no tiene prácticamente cereal integral, aunque te lo pongan en la etiqueta, si tanta cantidad de cereal integral tiene, ¿por qué no ponen el porcentaje?

 

Con esto no quiero decir que todo esté fatal y no podamos comer de nada, ni mucho menos, de hecho, quiero decir que nada es tan bueno como lo pintan, ni por supuesto tan malo, así que come plátanos, come manzanas, come higos, sin miedo, por supuesto no te comas 4 kilos si estás todo el día sentado, pero creo que eso es lógica ya, y si un día quiere un zumo, bébetelo, y si un día le das una papilla a tu hijo, no lo vas a enfermar, pero piensa, que si quieres darle fruta a tu bebé, siempre le estará sentando mejor que el preparado de fruta o de fruta y cereal que te vendan.

 

Espero que os haya sido útil y que no os puedan engañar, comentadme vuestras opiniones y dudas, estaré encantada de responderlas.