¡Muy buenas tardes!

Lo prometido es deuda, y yo lo estaba contigo. Hace algunas semanas (y meses) te comenté que escribiría un post sobre suplementación deportiva, y hoy va a ser el día. He buscado para aportar un valor añadido la opinión de Ana Torices Rufián, dietista-nutricionista y tecnóloga de los alimentos, además de una chica muy deportista que planifica sus propias rutinas de entrenamiento las cuales suplementa según considere oportuno. Por otro lado, también he podido contactar con Cayetano Javier Carrión García, Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, Técnico Deportivo de Grado Superior en Fútbol y  defensor a ultranza del movimiento como requisito fundamental para mantenerse sano y joven más tiempo.

– ¡Hola Ana! ¡Hola Javi! Me alegro mucho de veros, ¿cómo estáis?

Javier: ¡Hola Patri! Encantado de pasar esta tarde con vosotras compartiendo opiniones sobre mi vocación y pasión, la actividad física, relacionándola hoy con la nutrición, concretamente la suplementación en el deporte.

Ana: ¡Hola Patri! Pues feliz de participar en este post, gracias por invitarme. Javi, encantada de conocerte.

– Os agradezco que hayáis aceptado la invitación para participar en “Tu nutricionista en las Redes”, además para hablar de este tema que tan de moda está y vosotros conocéis bien.

Javier: Gracias a ti por haber pensado en mí para participar en este debate, del que seguro, voy a aprender más cosas de las que voy a aportar.

– La suplementación deportiva: amiga de muchos, panacea para algunos y enemiga de otros. ¿Creéis que la gente sabe lo que toma?

Ana: Desgraciadamente la mayoría de la gente no. Antes de apuntarse al gimnasio se dirigen a la tienda de suplementación más cercana a surtirse de todo tipo de suplementos, ya que su objetivo es físico (quiero estar «petao») no la salud. Se piensan que estos suplementos son pócimas mágicas que al tomarlos, SIN ESFUERZO, alcanzarás su objetivo en pocos días. Es muy común la pregunta: ¿Cuánto tiempo voy a tardar? Es fundamental dejarse asesorar por gente realmente formada, que tu amigo esté «petaísimo» no lo convierte en un experto en la materia.

Javier: Personalmente pienso que muy poca gente conoce al 100% lo que toma, ya que como dice Ana, la mayoría lo hace aconsejada por “presuntos expertos” que dicen: “Toma 2-3 batidos de estos al día, uno de ellos mientras entrenas que ya verás cómo pierdes grasa más rápido y aumentas la masa muscular, que tienen proteínas y minerales”. Y la gente, se compra el bote de polvos sin tener ni idea de qué son y para qué sirven el resto de componentes que forman parte de la etiqueta del bote.

– He visto a personas que a la vez que se apuntan al gimnasio están buscando una proteína para suplementar su ejercicio. ¿Qué opináis al respecto? ¿Es tan necesaria la proteína como se pinta?

Javier: Para mí no es tan necesaria como se dice y menos para el 90% de los usuarios que se apuntan a un gimnasio, cuyo objetivo principal es el de vencer el sedentarismo, no prepararse a conciencia como deportista de élite para una competición. En este último caso, en el que los entrenamientos del deportista son bastante intensos y exigentes, no os digo que no sea aconsejable suplementar con proteína y otros nutrientes para cubrir las necesidades y mejorar el rendimiento o facilitar la recuperación entre sesiones de entrenamiento. Pero lo que sí estoy totalmente convencido es que, para ese 90% de personas, que se apuntan al gimnasio o hacen cualquier otra actividad al aire libre con la finalidad de mantenerse activas, con una alimentación adecuada cubren sobradamente las necesidades de su organismo y no necesitan ingerir ningún tipo de proteína, vitamina, mineral, ni ningún tipo de sustancia extra, a las ya aportadas por su alimentación.

Ana: Te voy a contestar con un ejemplo. Te quieres apuntar a clases de dibujo ya que te gusta pero no sabes y antes de apuntarte te compras las mejores temperas, grafitos, etc. Ya con tu material te apuntas a clases de dibujo, pero a pesar de tener el mejor material no pintas bien (ya que estás aprendiendo) por lo que desmotivado, a las pocas semanas lo dejas. ¿No será más fácil aprender a pintar con un lápiz y cuando ya sepas, resaltar tu trabajo con ayuda de un buen material?

Lo mismo ocurre en este caso, si quieres tomarlo en serio, preocúpate primero de seguir las recomendaciones de tu nutricionista y de tu entrenador. Cuando ya esté todo controlado puedes introducir suplementación si fuera necesario.

A la pregunta, si es necesaria la proteina whey, mi respuesta es NO. Ya que puedes perfectamente cubrir tus necesidades de proteína diaria con alimentos (carne, pescado, huevo, lácteos). La proteína whey puede ser tu aliado en personas ya entrenadas que por temas de tiempo le resulte más sencillo tomarse un batido que un filete de pollo.

– También están los detractores de este suplemento en específico, e incluso los que le tienen miedo o tachan de dopaje. ¿Tiene esto algún sentido? ¿Hasta qué punto es peligrosa?

Ana: El gran desconocimiento es el encargado de dichas reflexiones, pero la realidad es que nada es blanco o negro. Los suplementos son los  aliados del deportista que los necesite en el caso de que su alimentación necesite unos complementos. Pero para una persona que con su alimentación sea suficiente, su organismo desechará los suplementos, está tirando su dinero por el retrete, LITERAL.

Javier: Yo soy uno de esos detractores, para mí es totalmente innecesario el consumo de suplementos de cualquier tipo en personas sanas que realizan un ejercicio orientado a la salud, es decir, que practican actividad física a un nivel moderado y tienen una alimentación adecuada. Otra cosa es que alguna de esas personas presente un déficit de algún nutriente (alguna vitamina, mineral, etc.) a causa de una patología y su médico se lo haya prescrito, pero cuando yo hablo de que no considero necesario su consumo, me refiero a personas totalmente sanas.

– Y la proteína en polvo, ¿podría ser sustitutiva de la proteína que nos aportan los alimentos?

Ana: Por supuesto que sí.

– Otras ayudas ergogénicas muy conocidas son la creatina, los bcaa (aminoácidos ramificados), la cafeína, la glutamina… ¿Usáis alguno de estos? ¿Por qué?

Javier: Mi opinión sobre éstas es la misma que mi opinión sobre el consumo de suplementos de proteínas, no considero necesario su consumo en el 90% de la población que practica un deporte saludable y pueden ser aconsejables en el 10% de la población que realiza deporte de alta competición. Yo formo parte de ese 90%, así que creo que queda claro que yo no las uso, ¿no? Jajajajajajaja.

Ana: Yo sí que uso este tipo de productos, ya que son mis aliados para mantener mi estructura muscular y mi rendimiento, pero yo llevo muchos años practicando deporte y mi objetivo es mantener e incluso mejorar mi estructura corporal.

– Y para concluir, la pregunta más importante ¿cómo definiríais vosotros “suplemento?

Javier: Para mí un suplemento es aquello que se hace necesario para cubrir un déficit o falta de algo. Si no existe dicho déficit o falta, no considero necesario el uso del suplemento.

Ana: Producto que sirve para completar o reforzar tu alimentación para alcanzar un determinado objetivo.

– Muchísimas gracias por vuestras aportaciones, realmente nos habéis enseñado mucho tanto a mí como al lector que esté ahora mismo leyéndoos.

Javier: Gracias a ti, Patri, por haberme invitado a participar en este debate y haberme dado la oportunidad de dar mi opinión sobre este interesante tema, del que he aprendido muchas cosas desde el punto de vista y la profesión de Ana. Espero que para los lectores del blog sea también interesante y les motive a informarse más sobre este controvertido mundo de la suplementación deportiva.

Ana: Coincido, ha sido un verdadero placer guapa.

¡Y hasta aquí llega el post de hoy! Espero que lo hayas disfrutado tanto como lo hice yo.

Un abrazo fuerte y nos vemos pronto (¡¡¡ahora de verdad!!!).